Millones en pérdidas y decenas de familias evacuadas por las inundaciones en la provincia de Santa Fe

Es imprescindible que en la Provincia de Santa Fe, la inversión pública nacional y provincial cumpla con el proceso necesario para gestionar y adjudicar la construcción de obras de defensas contra las inundaciones, como las que están actualmente sucediendo en la provincia, y que ya fue causa de decenas de familias evacuadas y miles de millones de pérdidas productivas.

 

Si el proceso de cambio climático que está ocurriendo, se lo combina con años de desinversión en obras públicas necesarias para paliar los efectos negativos de dichos procesos, es lógico que una ocurrencia cada vez mayor de inundaciones sea causa de desastres como los que están presentándose ahora en Santa Fe, y ponga toda la provincia en situación de emergencia.

 

Lamentablemente, la falta de planificación durante más de una década y que recién ahora se denuncia, sumadas a la decisiones políticas, durante los mismos años pasados, de realización de obras públicas casi exclusivamente en función de la coincidencia del color político nacional con el provincial, arman el escenario actual de todos los santafesinos.

 

Las políticas publicas llevadas a cabo por funcionarios políticos, los convierte a estos en futuros responsables de conducir a buen puerto el proceso de las obras necesarias para la Provincia de Santa Fe.

 

El panorama seguirá complicado, ya que no hay defensa posible ante los errores del pasado y el  ineficiente uso de los recursos públicos, que poco beneficiaron y mucho perjudican a las familias santafesinas y a la Argentina en conjunto, por el impacto negativo en la producción. No obstante se advierte positivamente una nueva metodología en el proceso y toma de decisiones ante la planificación de las obras necesarias.


No more content